Aprende historia con Juego de Tronos III: La Reforma Protestante, los Idus de Marzo y la Revolución

En este artículo anterior analizamos algunas de las similitudes históricas entre la maravillosa serie Juego de Tronos, que está a punto de llegar a su final con la octava temporada, y la historia medieval europea. La Guerra de las Dos Rosas, La Boda Roja o el Fuego Griego son algunas de las similitudes que vimos en el artículo anterior entre episodios históricos de nuestro pasado y el universo de Juego de Tronos.

En este artículo continuaremos analizando cómo podemos aprender historia a través de la lectura de los libros o del visionado de esta magnífica serie, así que no te lo pierdas. ¡Comenzamos!

Índice de contenidos

El papel de la religión en Juego de Tronos

Al igual que durante nuestra Edad Media, la religión también tiene una gran importancia en el universo de George Martin en Juego de Tronos. Nos encontramos con dos grandes corrientes religiosas: la fe roja, profesada por personajes como Melisandre, que comparte muchas similitudes con una fe perdida en nuestra historia, el zoroastrismo.

Esta es una religión en la que el fuego se considera un medio mediante el cual conseguir el discernimiento espiritual y la sabiduría, y en la que los adoradores oran a menudo en presencia del fuego o en los templos del fuego.

También es de destacar la llegada del Gorrión Supremo al poder de la Iglesia en Desembarco del Rey, preconizando un cambio en la religión y en el Estado para luchar contra la corrupción. Una trama muy similar al nacimiento de la religión protestante en el siglo XVI mediante la Reforma de Martín Lutero y sus 95 tesis clavadas en la Iglesia de Wittenberg.

La similitud entre Jon Nieve y la historia

En el norte nos encontramos con un enorme muro que separa los reinos de Poniente de las tierras más allá del muro. Aprende historia con Juego de Tronos III: La Reforma Protestante, los Idus de Marzo y la Revolución En la historia ya hubo un gran muro como este, o más bien 2: el Muro de Adriano, que se construyó en el confín norte del Imperio Romano (Gran Bretaña), y la Gran Muralla China, que separaba el reino civilizado de China de las tribus invasoras mongolas.

Jon Nieve fue asesinado al final de la quinta temporada, en una gran semejanza con otro de los grandes asesinatos de la historia: el de Julio César, traicionado por sus subalternos por su relación con los salvajes. Julio César, en paralelismo, llenó su ejército de salvajes y bravos galos, y sus nuevas ideas, al igual que las de Jon Nieve, chocaron con la férrea e inamovible tradición romana, lo que desembocó en ambas muertes a puñaladas.

El aprendizaje en la Ciudadela

Uno de los grandes amigos de Jon, Samwell Tarly, dejó el Muro después de la muerte de Jon con el objetivo de convertirse en Gran Maestre de la Ciudadela, un enorme monasterio donde se guardan todos los saberes de Poniente.

De la misma forma en que Sam va descubriendo conocimientos desde medicina hasta historia en el Medievo, toda la cultura se traducía, se copiaba y se guardaba con gran celo en estos monasterios, gracias a los cuales podemos conocer hoy los saberes del pasado.

Daenerys y sus similitudes históricas

Daenerys de la Tormenta creció exiliada en Essos para esconderse del Rey Robert Baratheon, tras la revolución que despojó del trono a su padre y tras la cual el Rey Robert intentó asesinar a los herederos Targaryen.

¿Qué paralelismo encontramos aquí con la historia? Pues con la del Rey Enrique VII, que creció en Francia, siendo su familia de Inglaterra, para evitar ser capturado y asesinado por el enemigo de su familia, el Rey Eduardo IV.

Cuando Enrique VII llegó a Inglaterra para intentar recuperar el trono, sus buques dejaban sus estandartes con el símbolo del dragón, igual que cuando Daenerys deja eso con su flota y sus 'dracarys' volando sobre ella para recuperar Poniente. También podemos destacar la faceta de Daenerys como rompedora de cadenas, al igual que personajes de la historia como Espartaco o William Wallace, que lucharon contra la esclavitud. Aprende historia con Juego de Tronos III: La Reforma Protestante, los Idus de Marzo y la Revolución

El conflicto revolucionario en Poniente

Con la llegada de Daenerys a Poniente nos encontramos con el conflicto revolución contra revolución, tan típico de nuestro siglo XX. "La rueda" que menciona Daenerys es una metáfora de la continua lucha de poder en la historia. La dinastía Targaryen y la Baratheon solo son rayos de una rueda que sigue girando y aplastando a cuantos pillan a su paso.

Daenerys tiene como objetivo romper con este ciclo y detener la rueda, al igual que muchos sueñan con hacerlo en la realidad. En este sentido, encontramos similitudes con episodios históricos como las revoluciones francesa y rusa.

Los ejércitos en Juego de Tronos y su reflejo histórico

En Juego de Tronos, Daenerys llega a Poniente acompañada por dos grandes ejércitos: los Dothraki y los Inmaculados. Los Dothraki guardan grandes similitudes en la historia con un pueblo al este de Europa, al igual que ellos que vienen del este de Poniente.

Son los pueblos mongoles, los grupos guerreros nómadas que arrasaban a su paso y asustaban por su temeridad a los europeos. Los Inmaculados, por otro lado, son una gran fuerza compuesta por guerreros disciplinados a los que capturan y entrenan desde niños para obedecer los deseos de su maestro. Aprende historia con Juego de Tronos III: La Reforma Protestante, los Idus de Marzo y la Revolución Los Inmaculados tienen su propio reflejo histórico en la figura de los Mamelucos, un ejército de guerreros capturados desde niños, entrenados y convertidos en puras herramientas de guerra. Los Mamelucos entraron en España en marzo de 1808 bajo las órdenes de Napoleón, el emperador que, al igual que Daenerys, hizo uso de ellos.

Llegaron a Madrid y fueron acuartelados en Carabanchel, donde les sorprendió el levantamiento del 2 de mayo de 1808. Finalmente, los Mamelucos se dispersaron tras la caída del primer Imperio Francés, habiendo luchado por Napoleón en numerosas batallas.

Como puedes ver, Juego de Tronos está repleto de semejanzas y guiños a nuestra historia, porque en realidad la historia es mucho más interesante que la ficción, o al menos la ficción encuentra grandes inspiraciones en lo que ha pasado durante todos los siglos de historia mundial.

Con esto concluimos nuestro repaso a las similitudes entre nuestra historia y Juego de Tronos. Seguro que George Martin se inspiró en muchos otros episodios de la historia para crear su increíble universo. ¿Te sabes alguna otra similitud histórica? ¡Coméntalo! Espero que disfrutes del final de Juego de Tronos y nos vemos en el próximo artículo.

4/5


Si quieres conocer otros artículos parecidos a Aprende historia con Juego de Tronos III: La Reforma Protestante, los Idus de Marzo y la Revolución puedes visitar la categoría Historia Mundial.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *