Barberos: Los Cirujanos de la Edad Media

En la Edad Media, surgieron hospitales en toda Europa, principalmente relacionados con órdenes religiosas como los Templarios y los Hospitalarios. Estos hospitales estaban vinculados a monasterios u órdenes como el Hospital de Jerusalén de la Orden de los Caballeros de San Juan.

Los pacientes eran atendidos por monjes o clérigos, quienes no solo practicaban la medicina, sino que también brindaban caridad a los enfermos, peregrinos pobres y niños abandonados. La medicina practicada por estos monjes era caritativa y estaba limitada a unos pocos tratados no censurados, sin capacidad de investigación o experimentación.

Algunas de las intervenciones quirúrgicas a menudo eran más cercanas a la tortura que a la medicina, lo que provocaba la muerte de algunos pacientes. Barberos: Los Cirujanos de la Edad Media

En el año 1215, el Papa Inocencio III puso fin a esta práctica al promulgar la bula "Ecclesia abhorret a sanguine" (La iglesia aborrece el derramamiento de sangre), prohibiendo oficialmente a los clérigos practicar cirugías.

A partir de ese momento, la responsabilidad de la cirugía quedó en manos exclusivamente de los cirujanos de la época: los barberos.

Los barberos de la época eran los encargados de realizar extracciones dentales, sangrías, trepanaciones y cortes de pelo. Para distinguir sus locales, eligieron como señal distintiva un cilindro con franjas oblicuas rojas y blancas, que representaba un brazo ensangrentado con vendas alrededor. Barberos: Los Cirujanos de la Edad Media A finales del siglo XIX, los cirujanos, que eran profesionales con estudios, dejaron de ejercer estas prácticas, pero los barberos mantuvieron el símbolo en sus locales, por lo que hoy en día el cilindro bicolor sigue siendo el emblema de las barberías.

Francia y Estados Unidos decidieron agregar una banda de color azul al cilindro, para representar los colores de sus respectivas banderas, dándole un toque patriótico.

El Papa Alejandro VI también tuvo un comentario interesante sobre los médicos. Durante una recepción, después de una buena cena y vino, se discutía si los médicos eran necesarios. Barberos: Los Cirujanos de la Edad Media El Papa tomó la palabra y expresó que, en su opinión, eran necesarios porque sin ellos, la población crecería tanto que no habría espacio en el mundo.

Y así, se originó la frase "salvado por la campana" en la Edad Media, haciendo referencia a la peste bubónica.

4.7/5


Si quieres conocer otros artículos parecidos a Barberos: Los Cirujanos de la Edad Media puedes visitar la categoría Blog.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *