Descubre el sorprendente origen divino del demonio sumerio: una fascinante historia revelada

el lugar donde contamos las historias de una manera diferente. Hoy hablaremos de los sumerios y de un personaje que está representado en algunos relieves mesopotámicos: un ser con cabeza de ave, cuerpo musculoso y alas. Este ser está sosteniendo un objeto con asa en una de sus manos y una especie de piña en la otra. Pero, ¿quién es este ser?

Índice de contenidos

El verdadero nombre del ser con cabeza de ave

Este personaje se llama el dios Nirgal, y la realidad es un poco más común de lo que algunos magufos nos quieren contar. Comencemos por la bolsa que supuestamente lleva Nirgal, en realidad es un balde de agua bendita que se usa comúnmente en muchas religiones. La piña es simplemente una piña, no hay más. El objeto que lleva Nirgal en la otra mano es, en realidad, una herramienta de metal que se usa para esparcir agua bendita. Descubre el sorprendente origen divino del demonio sumerio: una fascinante historia revelada

El dios Nirgal no siempre fue un ser divino

El dios Nirgal no comenzó siendo un ser divino, de hecho, se le describía en las tablillas sirias como un demonio peligroso y provocador. En Mesopotamia, los demonios no eran malignos en el sentido judeocristiano; ellos simplemente hacían su trabajo que consistía en jorobar a aquellos que molestaban a algún dios. Siendo así, se podía recurrir a ellos para conseguir alguna cosa buena.

Nirgal era un sirviente del dios del fuego y la luz Asirio, llamado Moscú. Cuando alguien molestaba a Moscú o a su superior jerárquico, Nirgal se encargaba de inspirar iniciativas de tipo sexual que en ocasiones podían tener terribles consecuencias para el individuo. Por ejemplo, el incesto que en Mesopotamia podía castigarse con la muerte y la infidelidad, que como es habitual en el caso de los hombres acababa en una simple multa, mientras que en el caso de las mujeres, normalmente acababa en la muerte. Descubre el sorprendente origen divino del demonio sumerio: una fascinante historia revelada

El lado bueno del dios Nirgal

No todo era malo con Nirgal. Él estaba casado con una diablesa llamada Quen, ambos eran aficionados a acostarse con humanos y desplegar una gran originalidad sexual, además de practicar el voyeurismo con su esposo. Ambos constituyeron el dúo sexual más imaginativo de Mesopotamia.

Con el tiempo, Nirgal ascendió como la espuma en el calefón y se convirtió en uno de los dioses más importantes del panteón mesopotámico. Curiosamente, en tiempos de Babilonia, Nirgal era el jardinero de los dioses, bendiciendo las plantas de los jardines y las huertas. Trabajaba como jardinero para que el dios Marduk pudiera regalarle todos los años unos calabacines a su esposa, aunque ella cocinaba poco, como amante de la fertilidad, no con la fiesta y la lujuria. Descubre el sorprendente origen divino del demonio sumerio: una fascinante historia revelada

el dios Nirgal es una figura importante en la mitología mesopotámica que, con el tiempo, logró formarse una carrera universitaria en divinidad. Pasó de ser un matón peligroso y provocador a convertirse en un dios benevolente, jardinero de los dioses y bendecía las huertas y jardines.

Esperamos que hayas disfrutado de nuestro artículo. Si quieres aprender más sobre temas similares, echa un vistazo a nuestros otros canales: Si Plomos TV y Ciencias de la Ciencia. Y recuerda, el conocimiento es esencial para la supervivencia.

5/5


Si quieres conocer otros artículos parecidos a Descubre el sorprendente origen divino del demonio sumerio: una fascinante historia revelada puedes visitar la categoría Historia Antigua.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *