Descubre la fascinante organización y expansión del Reino de Castilla II

Hola queridos alumnos y bienvenidos a este nuevo artículo en el que vamos a continuar estudiando los reinos cristianos de la península ibérica durante la Edad Media, centrándonos en el Reino de Castilla. Un reino que será el más importante durante toda esta época.

La Batalla de Covadonga y la Visión de la Historia

Antes de comenzar, es importante mencionar que la historia no está escrita como un texto divino, sino que depende de la versión que nos cuenten. En este caso, la Batalla de Covadonga ha sido objeto de debate entre diferentes visiones. Por un lado, Don Pelayo argumenta que la visión dada en el vídeo anterior no era la correcta, señalando que los musulmanes eran más de 187 mil soldados contra los 300 que se enfrentaron. Por otro lado, el Comandante Al Kama, líder musulmán en la batalla, afirma que la versión dada tampoco es correcta. En definitiva, debemos entender que la historia puede tener muchas versiones y esto sucede con muchos hechos históricos.

El Reino de Castilla en la Edad Media

El Reino de Castilla se estableció como un reino independiente a partir del año 1035, bajo el liderazgo de Fernando I, Conde de Castilla. Posteriormente, se unificaría con el Reino de León, consolidando así tanto su administración como su expansión.

Los Reyes de Castilla y su Importancia

Durante esta época, los reyes de Castilla desempeñaron un papel fundamental en la historia del reino. Fernando III, conocido como Fernando III el Santo, unificó los reinos de Castilla y León y fue clave en la conquista del Valle del Guadalquivir. Además, durante su reinado se construyeron las catedrales de Toledo y Burgos. Descubre la fascinante organización y expansión del Reino de Castilla II

Otro destacado monarca fue Alfonso X, conocido como Alfonso X el Sabio. Él expandió los límites del reino hasta reducir al-Andalus al Reino de Granada. Además, fue un gran impulsor de la cultura castellana. Escribió importantes obras literarias, como las "Siete Partidas", un texto jurídico que unificaba las leyes del reino castellano.

La Organización del Reino de Castilla

La organización del reino de Castilla se basaba en tres pilares fundamentales. En primer lugar, la monarquía, donde el rey tenía la máxima autoridad. En segundo lugar, las Cortes, que eran asambleas de nobles, clérigos y burgueses, encargadas de votar decisiones y presentar quejas al rey. Por último, los consejos, gobiernos locales formados por nobles y burgueses, que se encargaban de la administración de las ciudades.

La Expansión del Reino de Castilla

El Reino de Castilla se expandió por la península ibérica en diferentes fases. La debilidad de al-Andalus, la necesidad de nuevas tierras de cultivo y la ideología de la reconquista fueron algunas de las causas de esta expansión. Destaca la figura del Cid Campeador, quien conquistó Valencia y se convirtió en el hombre más poderoso del Levante peninsular.

La expansión de Castilla se vio frenada en el siglo XII por los pueblos norteafricanos conocidos como almohades. Descubre la fascinante organización y expansión del Reino de Castilla II Sin embargo, a comienzos del siglo XIII se retomó la expansión con la Batalla de Las Navas de Tolosa, donde los reinos cristianos obtuvieron una importante victoria. Posteriormente, el Reino de Castilla ocupó gran parte de lo que hoy es Andalucía, quedando la frontera de al-Andalus en el Reino Nazarí de Granada.

Finalmente, la reconquista cristiana de la península ibérica llegó a su fin con la conquista del Reino Nazarí de Granada por los Reyes Católicos: Isabel I de Castilla y Fernando II de Aragón.

Fernando II de Aragón emprendió importantes acciones para finalizar definitivamente un largo proceso que comenzó muchos siglos atrás, con la batalla de Covadonga. En este artículo examinaremos también la expansión del reino de Castilla, haciendo mención a un proceso conocido como "repoblación".

Índice de contenidos
  • La Repoblación
  • La Repoblación

    Después de la conquista de nuevos territorios, Castilla llevó a cabo un proceso paralelo llamado "repoblación". Este consistió en que los habitantes del norte de la península se establecieran en las tierras conquistadas. La repoblación se realizó en varios tipos:

    1. Repoblación Presunta

    En esta modalidad, se cedían los territorios conquistados a campesinos libres. La repoblación presunta se realizó hasta el valle del Duero, es decir, en los territorios correspondientes a la frontera de Al-Andalus.

    2. Repoblación Concejil

    En esta etapa, se cedieron tierras a consejos para establecer municipios urbanos con alcaldes y concejales. Descubre la fascinante organización y expansión del Reino de Castilla II Esta modalidad de repoblación se llevó a cabo en los territorios entre el valle del Duero y el valle del Tajo.

    3. Repoblación mediante Encomiendas

    Al avanzar por el sur peninsular, el tipo de repoblación cambió. Por ejemplo, al traspasar el valle del Tajo y llegar al valle del Guadiana, se adoptó la repoblación mediante encomiendas. En esta modalidad, se cedían tierras a órdenes militares como la Orden de Santiago o la Orden de Calatrava. Estas órdenes militares desempeñaron un papel fundamental en la expansión de Castilla.

    4. Repartimiento

    Finalmente, una vez que se conquistó el sur peninsular hasta el estrecho de Gibraltar, se implementó la modalidad de repoblación conocida como "repartimiento". En esta modalidad, se cedían tierras a señores para que las trabajaran y formaran tierras señoriales. Este tipo de relación se denominó feudalismo.

    Este proceso de repoblación llevado a cabo por el reino de Castilla tuvo un impacto duradero en Andalucía, ya que contribuyó a que las tierras estuvieran en manos de la nobleza, lo que condenó a la región a una economía principalmente agrícola basada en el feudalismo.

    5/5


    Si quieres conocer otros artículos parecidos a Descubre la fascinante organización y expansión del Reino de Castilla II puedes visitar la categoría Historia Mundial.

    Entradas relacionadas

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *