Descubre los fundamentos económicos revolucionarios de la Escuela Austríaca

Hola queridos seguidores, soy Javier Rubio, cofundador del proyecto Academia Play. Hoy en este artículo hemos preparado una colaboración muy especial. Hemos invitado a Fonseca del canal Visual Político, para que nos ayude a analizar una escuela de pensamiento económico muy influyente llamada Escuela Austriaca. Esta escuela de pensamiento tuvo su origen en Viena y muchos economistas la consideran importante.

Índice de contenidos

¿Podemos fiarnos de los economistas?

Antes de abordar la pregunta de en qué se diferencia la Escuela Austriaca de otras escuelas de pensamiento económico, es importante responder si realmente podemos confiar en los economistas. En principio, parece que no, ya que ningún experto fue capaz de prevenir la crisis financiera del 2008 o el impacto que ésta llegaría a tener. Si leemos cualquier periódico financiero, encontraremos numerosas noticias donde un economista pronostica cómo se comportará la bolsa en los próximos meses o el PIB de un país, pero en la mayoría de los casos, estas estimaciones fallan. De hecho, muchos economistas diseñan modelos matemáticos y ecuaciones para predecir el comportamiento de la economía, pero los seres humanos somos impredecibles.

La Escuela Austriaca de Economía

La Escuela Austriaca de Economía surge en el año 1867 en Viena, con Carl Menger, quien trabajaba como periodista en un periódico financiero llamado "Wiener Zeitung". Se dio cuenta de que las fórmulas matemáticas que se utilizaban habitualmente para determinar los precios de los bienes no eran acertadas. Descubre los fundamentos económicos revolucionarios de la Escuela Austríaca Según los economistas de aquella época, el valor de un bien venía determinado por los costes de producción. Sin embargo, Menger descubrió que el valor de las cosas depende de la valoración subjetiva y de múltiples circunstancias que no se pueden controlar con fórmulas matemáticas.

La economía austriaca se fundamenta en procesos lógicos y deductivos, lo que da lugar al primer pilar de su teoría subjetiva del valor. Carl Menger afirmó que el valor de un bien no depende de su coste ni del trabajo necesario para producirlo, sino de la valoración subjetiva del consumidor. Esta valoración, a su vez, depende de multitud de factores que no se pueden prever con exactitud.

Para los economistas austriacos, cualquier intento por parte del Estado o de grandes corporaciones de planificar la economía y controlar los precios está destinado al fracaso, ya que el mercado es dinámico y cambia constantemente. En cambio, las empresas que se centran en asuntos más concretos, como conocer la agenda de un artista y organizar viajes para sus fans, pueden ofrecer un servicio satisfactorio para los ciudadanos, sin necesidad de saber nada sobre el resto de mercados.

Conclusiones

la economía austriaca considera que el valor de un bien no depende de su coste ni del trabajo necesario para producirlo, sino de la valoración subjetiva del consumidor, la cual se ve influida por múltiples factores impredecibles. Por ello, cualquier intento por parte del Estado o de grandes corporaciones de planificar la economía y controlar los precios está destinado al fracaso. Descubre los fundamentos económicos revolucionarios de la Escuela Austríaca Las empresas que se centran en asuntos más concretos pueden ofrecer un servicio satisfactorio para los ciudadanos sin necesidad de saber nada sobre el resto de los mercados

En el mundo de la economía existen diferentes escuelas de pensamiento para explicar cómo funciona el mercado. Una de ellas es la escuela austriaca de economía, la cual se enfoca en la teoría del ciclo económico. Esta teoría sostiene que los ciclos de subida y bajada en la economía son causados por los bancos y los estados al prestar dinero a los ciudadanos y bajar los tipos de interés.

El problema de las burbujas económicas

Esta práctica tiene como consecuencia la creación de burbujas económicas que, a largo plazo, pueden causar daños significativos en la economía. Un ejemplo de esto es la burbuja inmobiliaria que afectó a España en la década del 2000.

En su libro "La teoría monetaria y el ciclo económico", Friedrich Hayek plantea que este modelo económico es maníaco-depresivo y evita que surjan empresas verdaderamente eficientes. La economía se basa en ciclos de subida y bajada, lo que hace que muchas personas eviten hacer inversiones inteligentes.

La solución propuesta por la escuela austriaca

Hayek propone evitar a toda costa que los estados puedan influir en la economía y así evitar que existan ciclos de burbujas económicas. La solución ideal según Hayek sería que la divisa esté sujeta a un patrón estable como el oro. Descubre los fundamentos económicos revolucionarios de la Escuela Austríaca Si el dinero que utilizamos tuviera una equivalencia directa y cerrada con este metal, los gobiernos no podrían imprimir billetes ni bajar los tipos de interés, lo que evitaría la creación de burbujas económicas.

la escuela austriaca de economía propone una economía más estable, donde la interacción entre individuos sea el factor más importante. Si deseas aprender más sobre otras teorías económicas, puedes visitar mi canal Visual Político.

5/5


Si quieres conocer otros artículos parecidos a Descubre los fundamentos económicos revolucionarios de la Escuela Austríaca puedes visitar la categoría Historia Social.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *