Descubriendo 'Jorge': El Fascinante Planeta Urano Revelado

Cuando éramos chicos, íbamos a la escuela, y luego al instituto, donde nos enseñaron sobre el sistema solar y sus nueve planetas. Seguramente todos sabemos los nombres de los planetas: Mercurio, Venus, Tierra, Marte, Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno y Plutón. Bueno, en realidad Pluto es un tema complicado, ya que hay cierta controversia sobre si es o no un planeta.

Pero dejando de lado eso, lo que quiero hablar es sobre los nombres de los planetas. Los nombres de los planetas no se eligieron al azar, sino que tienen una razón de ser. La iconografía y la nomenclatura de los planetas están basadas en la mitología griega y romana. En esas sociedades, los cuerpos celestes eran interpretados como la morada de los dioses, y utilizaban los nombres de los dioses para nombrar a los planetas y otras estrellas. Descubriendo 'Jorge': El Fascinante Planeta Urano Revelado

Índice de contenidos

Los planetas y la mitología

Los nombres de los planetas, al menos en el sistema solar, están basados en dioses y diosas romanos que son la versión romana de los dioses griegos. Durante el siglo XV o XVI, en Italia hubo una explosión cultural y científica, y en ese contexto, los estudios sobre los cuerpos celestes y los descubrimientos en el firmamento se popularizaron a nivel mundial.

Ahora bien, en el siglo XVII, el famoso astrónomo Galileo Galilei continuó la tradición de nombrar a las lunas que descubría con nombres de personajes mitológicos romanos. Por ejemplo, a las lunas de Júpiter les puso los nombres de Europa, Ganimedes y Calisto.

El descubrimiento de Urano

Pero en el siglo XVIII, ocurrió un descubrimiento astronómico muy importante. El astrónomo alemán radicado en Londres, William Herschel, descubrió un planeta nuevo en 1781. Descubriendo 'Jorge': El Fascinante Planeta Urano Revelado Al darse cuenta de que era un descubrimiento significativo, Herschel tuvo que comunicarlo a sus colegas y también al rey de Inglaterra, Jorge III, quien le estaba financiando sus investigaciones.

El rey Jorge III se mostró muy emocionado y le concedió a Herschel una pensión vitalicia para que pudiera dedicarse a sus observaciones astronómicas. Como muestra de agradecimiento, Herschel decidió ponerle el nombre del rey al planeta recién descubierto. Por tanto, ese "puntito azul" del firmamento se llamaría Jorge.

La polémica y el cambio de nombre

Esta elección no fue bien recibida por la comunidad científica, especialmente en Alemania, país de origen del astrónomo. Ellos proponían que el planeta se llamara igual que su descubridor, es decir, Herschel. Descubriendo 'Jorge': El Fascinante Planeta Urano Revelado Pero finalmente, el poder real impuso su decisión y el planeta fue bautizado como Jorge, junto a los demás dioses romanos en el firmamento.

Sin embargo, en 1821, otro científico alemán propuso cambiar el nombre del planeta por uno mitológico que tuviera una conexión lógica con los demás planetas. Así fue como llegó el nombre de Urano, que en la mitología romana era el padre de Saturno, quien a su vez era padre de Júpiter. Así, el planeta quedó en familia junto a sus colegas mitológicos durante aproximadamente 40 años.

Como podemos ver, los nombres de los planetas no fueron elegidos al azar, sino que tienen raíces en la mitología griega y romana. Cada nombre tiene una historia y una razón de ser, lo que le da un significado especial a nuestro vecindario cósmico.

4.7/5


Si quieres conocer otros artículos parecidos a Descubriendo 'Jorge': El Fascinante Planeta Urano Revelado puedes visitar la categoría Blog.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *