Diferencias arquitectónicas: Teatro griego vs. Teatro romano, un viaje a través de la antigüedad

En este artículo, exploraremos algunas de las diferencias arquitectónicas entre el teatro griego y el teatro romano. Mientras que el graderío del teatro griego tenía una forma casi semicircular, la cávea del teatro romano era una estructura semicircular en la que los espectadores se ubicaban según su rango social, y que equivalía al colon griego. Además, los teatros griegos contaban con entradas para los actores y miembros del coro, conocidas como parodoi.

Índice de contenidos

El teatro griego

Los teatros griegos se construían aprovechando la pendiente natural de una montaña, ya que los griegos no tenían la técnica para construir bóvedas de hormigón. Diferencias arquitectónicas: Teatro griego vs. Teatro romano, un viaje a través de la antigüedad El graderío tenía una forma ligeramente semicircular, y el coilon era el conjunto de gradas donde se asentaban los espectadores. El proscenio, que estaba delante de la escena, estaba adornado con columnas y estatuas, y era el lugar donde se llevaban a cabo las actuaciones.

La orquesta era circular y se utilizaba para los coros y las danzas rituales. Los teatros griegos contaban con entradas para los actores y miembros del coro, conocidas como parodoi. Diferencias arquitectónicas: Teatro griego vs. Teatro romano, un viaje a través de la antigüedad

El teatro romano

El graderío del teatro romano tenía una forma semicircular, mientras que la cávea también tenía forma semicircular y estaba compuesta de diferentes estructuras según el rango social de los espectadores. Los vomitorios eran los accesos por los que se accedía a la cabeza a través de galerías abovedadas.

El frente escénico del teatro romano estaba normalmente compuesto de un doble orden de columnas, y en el proscenio se desarrollaba la acción dramática. Los teatros romanos podían construirse tanto aprovechando la pendiente natural de una montaña como en terreno llano, con una estructura abovedada para levantar las gradas. Diferencias arquitectónicas: Teatro griego vs. Teatro romano, un viaje a través de la antigüedad

En conclusión

el teatro griego tenía una forma casi semicircular, mientras que el teatro romano tenía una forma más convencional. Los teatros griegos se construían aprovechando la pendiente natural de una montaña, mientras que los teatros romanos podían construirse tanto en terreno plano como en pendiente. Ambos tipos de teatros tenían una orquesta circular, pero los teatros romanos generalmente contaban con una estructura más elaborada y diferentes niveles para diferentes rangos sociales de los espectadores.

4/5


Si quieres conocer otros artículos parecidos a Diferencias arquitectónicas: Teatro griego vs. Teatro romano, un viaje a través de la antigüedad puedes visitar la categoría Historia Mundial.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *