El Antiguo Egipto I: El Nilo y el legado de los faraones

Bienvenidos a este artículo en el que hablaremos sobre el maravilloso Antiguo Egipto. Aprenderemos las características geográficas de Egipto, la importancia del río Nilo, y cómo la monarquía liderada por los faraones gobernaron a la sociedad egipcia por milenios.

Índice de contenidos

Geografía de Egipto

Egipto está ubicado en el noroeste de África, entre los desiertos de Libia y Arabia, y el mar Mediterráneo y el Mar Rojo. La población se concentra en la franja de tierra que rodea el río Nilo, que es extremadamente fértil en comparación con el vasto desierto que lo rodea. En el cauce del río Nilo, existen dos zonas diferenciadas: el Alto Egipto (zona sur), con tierras menos fértiles, y el Bajo Egipto (zona norte), cerca de la desembocadura del río en el delta, con tierras muy fértiles. El Antiguo Egipto I: El Nilo y el legado de los faraones

Los egipcios eran expertos en controlar las crecidas del río Nilo, ya que era su única oportunidad para alimentarse debido a la zona desértica en la que se encontraban. Entre junio y septiembre tenían un receso para trabajar en las obras arquitectónicas del faraón, y a partir de octubre comenzaba la época de siembra. La época de cosecha era en torno a marzo. Las tierras de cultivo inundadas se llamaban "tierras negras", y los egipcios construyeron diques y canales para aumentar las tierras de cultivo y llevar el agua más allá de estas tierras. El Antiguo Egipto I: El Nilo y el legado de los faraones

Monarquía liderada por los faraones

La organización política de Egipto estaba dominada por una sola persona: el faraón, considerado hijo del dios Ra, el dios principal de la mitología egipcia. El faraón tenía el poder político, militar y religioso. En Egipto, el rey gobernaba practicamente solo, concentrando todos los poderes.

El ejército era el pilar más importante del faraón, que era su primer general, para poder defender el territorio y evitar rebeliones internas. El Antiguo Egipto I: El Nilo y el legado de los faraones Para llevar a cabo la administración del estado, el faraón es ayudado por funcionarios y gobernadores de provincias.

Aunque el faraón gobernaba casi solo, existían personas que lo ayudaban en sus tareas de gobierno interno. Los escribas eran las personas encargadas de llevar la cuenta de las normas dictadas por el faraón.

Hasta aquí llegamos, pero aún queda mucho por conocer sobre la maravillosa civilización egipcia. ¡No se pierda los próximos artículos!

4.2/5


Si quieres conocer otros artículos parecidos a El Antiguo Egipto I: El Nilo y el legado de los faraones puedes visitar la categoría Historia Mundial.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *