El Crack del 29 y la Gran Depresión: Un análisis profundo de la crisis económica más devastadora

El Crack del 29 fue la peor caída del mercado de valores en la historia de Estados Unidos. Mucha gente perdió todo lo que tenía y esto dio lugar a una dura crisis económica conocida como la Gran Depresión. En este artículo, contaremos la historia de cómo sucedió todo y por qué pensamos que nunca volvería a ocurrir.

Índice de contenidos

El comienzo de todo: Los felices años 20

En 1919, EE. UU. emergió como la potencia líder después de la Primera Guerra Mundial y estaba viviendo una época gratificante que parecía que duraría por siempre. Las fábricas americanas comenzaron a producir para Europa para costear la guerra y el gobierno emitió bonos Liberty. Si se compraban estos bonos, el estado te devolvería el dinero invertido con intereses. Esto hizo que los ciudadanos vieran la inversión como una oportunidad interesante para sus ahorros.

El presidente del National City Bank, Charles Michel, viendo que había un público con tendencia a invertir, decidió sacar al mercado bonos corporativos o acciones y le dijo a la gente que eran inversiones fiables y con poco riesgo. Pronto, los bancos comenzaron a sacar nuevos productos financieros y abriendo el grifo para que la gente acceda al capital. El Crack del 29 y la Gran Depresión: Un análisis profundo de la crisis económica más devastadora

La explosión de la inversión y la burbuja bursátil

En esta expansión de crédito tuvo mucha culpa la recién creada Reserva Federal. En 1922, la reserva federal bajó los tipos de interés históricamente bajos y estalló una burbuja inflacionista, comenzando una borrachera bursátil. En aquel entonces la bolsa era un mercado restringido y sólo invertían expertos. Pero en los Estados Unidos, las agencias de corretaje empezaron a abrir por todo el país, donde se podía invertir en bolsa y actualizar los valores a cada segundo; pronto, este mercado se abrió a todo el mundo.

La gente estaba encantada con esta nueva forma de inversión y se empezó a crear un mercado alcista que parecía que no bajaría nunca. En los años 20, se llegaban a obtener grandes beneficios con un capital pequeño y la venta de acciones a crédito proliferó, ofreciendo una mejor oportunidad para la inversión. La gente empezó a endeudarse y vivir por encima de sus posibilidades. En esta época, todo el mundo, incluidos desde el director de un banco hasta un limpiador de zapatos, podía endeudarse.

El final de todo: El Crack del 29

Hubo un momento en el que los inversores profesionales se dieron cuenta de que el mercado se estaba sobre calentando, por lo que se retiraron. Pero el mercado siguió con una mayor demanda y todo el mundo quería su parte. La gente no le importaba cuánto pagar por las acciones, siempre y cuando subieran. El Crack del 29 y la Gran Depresión: Un análisis profundo de la crisis económica más devastadora Este exceso de demanda provocó que los valores de las acciones se inflaran alejándose de sus valores reales.

Así fue como se creó la burbuja que daría lugar al Crack del 29. El miércoles 23 de octubre de 1929 la bolsa neoyorquina situada en el número 11 de Wall Street sufrió un gran golpe al bajar un 7% en una sola sesión. En el jueves negro, la bolsa de Nueva York se llenó de gente que quería salir invadiendo las calles aledañas. Los inversores estaban sorprendidos y preocupados tras el miércoles, y los gritos, llantos y empujones eran incesantes.

Los precios de las acciones comenzaron a disminuir y la gente comenzó a vender, lo que provocó el declive del mercado de valores. El pánico se generalizó y la policía de Nueva York tuvo que tomar medidas para evitar disturbios. Toda la burbuja se provocó por un exceso de confianza de los ciudadanos en los mercados financieros.

Las consecuencias devastadoras

El Crack del 29 no sólo arruinó a mucha gente, sino que también dio lugar a la peor crisis económica de la historia. Los bancos también se arruinaron al no poder recuperar el dinero prestado, cerrando porque dejaron de ser solventes. Millones de personas perdieron sus ahorros guardados en esos mismos bancos. El Crack del 29 y la Gran Depresión: Un análisis profundo de la crisis económica más devastadora En los dos años siguientes, un total de 3000 bancos cerraron en toda América.

La gente guardaba su dinero bajo el colchón en lugar de invertirlo en los bancos. Muchas fábricas cerraron, lo que aumentó aún más el paro significativamente. Comenzaron a aparecer barrios de chabolas por todo el país y la situación se propagó a Sudamérica, Europa e incluso Australia.

En Alemania, un joven soldado austríaco llamado Adolf Hitler comenzó a abrirse paso como el símbolo de la salvación económica y el poderío alemán. La Gran Depresión también tuvo un gran impacto en Francia e Inglaterra, donde el malestar y la crispación social se dispararon.

El Crack del 29 fue un momento catastrófico en la historia económica, y nos muestra los peligros de la especulación en los mercados financieros. Nunca se sabe cuándo una burbuja bursátil reventará y cuáles serán sus efectos a largo plazo. Una especulación imprudente y una excesiva confianza siempre pueden llevar a una caída catastrófica del mercado de valores. Lamentablemente, esta lección parece que nunca se aprende.

4.4/5


Si quieres conocer otros artículos parecidos a El Crack del 29 y la Gran Depresión: Un análisis profundo de la crisis económica más devastadora puedes visitar la categoría Historia Social.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *