El nacimiento del Estado Moderno: Descubre en 15 minutos su evolución histórica

El surgimiento del estado moderno fue entre los siglos XV y XVI. Los reyes europeos aprovecharon la crisis del feudalismo para centralizar su poder, ya sea pactando con los señores feudales para recibir sus tierras a cambio de privilegios o conquistando territorios a base de guerras sangrientas. La burguesía recién nacida apoyó esta centralización de poder para desprenderse de los señores feudales y romper su condición de vasallos. El mapa político europeo, que antes era un mosaico político multicolor de contornos inestables, comenzó a cambiar. El número de reinos independientes se redujo y los límites empezaron a consolidarse. Este resultado fue la consecuencia de la ascensión de monarcas con cierta conciencia nacional, que entendieron su mandato de manera diferente a sus predecesores.

Índice de contenidos

Antecedentes del surgimiento del estado moderno

Al final de la Edad Media, se produjo una enorme crisis en Europa con grandes hambrunas y la Peste Negra, lo que redujo la población drásticamente. A partir del siglo XV, los efectos de la crisis empezaron a disminuir y Europa empezó a experimentar cierta recuperación. La conquista de Constantinopla por los turcos en 1453 supone el fin del Imperio Romano de Oriente y es una de las fechas más importantes para situar el inicio de la Edad Moderna.

En Constantinopla se conocía bien a los clásicos (Platón, Séneca, Herodoto, Horacio, etc.), mientras que en Europa se conocía fundamentalmente a Aristóteles y, además, se le conocía a través de traducciones árabes. Cuando los eruditos de Constantinopla que hablaban griego se refugiaron en Europa, muchos de ellos en Florencia tras la caída de la ciudad, trajeron consigo todo el saber grecolatino. El nacimiento del Estado Moderno: Descubre en 15 minutos su evolución histórica En Europa, se redescubrieron a los filósofos clásicos. Esto cambió radicalmente la mentalidad europea.

El Renacimiento y la revolución científica

El Renacimiento surge en Italia y supone una ruptura con la mentalidad medieval y una vuelta a los valores de la cultura clásica, un gusto por la vida y por la belleza del cuerpo humano. El hombre renacentista se libera y vuelve su vista hacia la Edad Clásica. Desde Italia, las ideas renacentistas llegaron al resto de Europa con rapidez. Se produce un renacer estético, que se vio reflejado en las artes pero también en todos los campos del saber: ciencia, filosofía, política. La invención de la imprenta en el siglo XV por parte de Johannes Gutenberg generó una amplia difusión de todas las ramas del conocimiento. Este invento fue crucial en la propagación del saber. Sin duda, estamos ante una segunda palanca de cambio clave en la historia de la humanidad.

Los avances en física, astronomía, biología, anatomía humana, química y medicina transformaron las visiones medievales sobre la naturaleza y sentaron las bases de la ciencia moderna. Se produce una revolución científica que empieza con Nicolás Copérnico y su teoría heliocéntrica. Más tarde, Johannes Kepler definió cómo eran las órbitas elípticas que seguían los planetas alrededor del sol. El nacimiento del Estado Moderno: Descubre en 15 minutos su evolución histórica Durante casi cinco milenios, el modelo geocéntrico de la Tierra como centro del universo era prácticamente aceptado por todo el mundo. El modelo heliocéntrico, según el cual la Tierra y los planetas se mueven alrededor del sol, supuso una auténtica revolución e hizo temblar los cimientos sobre los que se sustentaba todo el conocimiento.

La Reforma Protestante

La Reforma Protestante, iniciada por Lutero, fue la cuarta palanca de cambio que afectó enormemente en el devenir de los tiempos y en los avances de la época. Durante el final de la época medieval, había tenido lugar una gran crisis en la Iglesia Católica debido a numerosas acusaciones de corrupción eclesiástica y falta de piedad religiosa. Para financiar la construcción de la Basílica de San Pedro en Roma, la venta de indulgencias se disparó. Lutero, un monje alemán, colgó en la puerta de la iglesia del Palacio de Wittenberg un escrito en el que exponía 95 tesis contra la doctrina católica de las indulgencias. Esto produjo un debate que puso patas arriba a la cristiandad. La Reacción de Roma se hizo esperar, pero la condena de las tesis del útero solo consiguió darle más publicidad al alemán. Lutero se enfrentó no solo con el Papa, sino que mostró una actitud rebelde ante la autoridad y la jerarquía. Su movimiento se expandió rápidamente por Europa, y el protestantismo fue el resultado de la lucha contra la Iglesia Católica. La Reforma puso fin a la Edad Media y fue uno de los pilares fundamentales para la aparición de los estados modernos. El nacimiento del Estado Moderno: Descubre en 15 minutos su evolución histórica

La Conquista

En el siglo XVI, Europa experimentó una serie de conflictos religiosos a raíz de la Reforma protestante, liderada por figuras como Lutero, Calvino y Enrique VIII. En lugar de basarse en la autoridad del papá y la iglesia, estos reformadores se centraron en la Biblia como la única fuente de fe.

La Reforma protestante

La Reforma protestante provocó una disgregación del poder de la iglesia, dando lugar a la aparición de nuevas confesiones protestantes y a confusiones políticas. También llevó a la creación de una nueva clase de sacerdotes que servían a los intereses del señor del territorio en lugar de servir al papa y al emperador.

Por ejemplo, el rey Enrique VIII fundó la Iglesia anglicana en Inglaterra después de que el papa Clemente VII se negara a anular su matrimonio con Catalina de Aragón, tía del emperador Carlos V. De manera similar, Calvino convirtió a Ginebra en un estado totalitario, donde los pastores se convirtieron en policías de la moral, y el trabajo se convirtió en una ocupación honrosa.

Las consecuencias de la Reforma

La Reforma protestante causó una disminución drástica de la feligresía católica en Europa, lo que llevó a la iglesia a instituir la Contrarreforma, una serie de reformas y cambios destinados a contrarrestar los desafíos planteados por la Reforma protestante. El Concilio de Trento fue un ejemplo importante de estos cambios, y llevó al desarrollo del arte barroco, utilizado como un vehículo para propagar la fe y el control ideológico.

El autoritarismo y la centralización del poder en los Estados modernos puso fin a las guerras civiles, garantizando la paz interna que favoreció el progreso económico y la expansión de nuevos mercados y rutas comerciales. Además, hubo una mentalidad más moderna con una concepción más abierta, que culminaría en el siglo XVIII con la Ilustración.

la Reforma protestante cambió profundamente la religión y la política de Europa, y dio lugar al surgimiento de nuevas confesiones religiosas y del estado moderno.

4.5/5


Si quieres conocer otros artículos parecidos a El nacimiento del Estado Moderno: Descubre en 15 minutos su evolución histórica puedes visitar la categoría Historia Social.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *