El Neolítico: La Revolución que Transformó la Humanidad

Si piensas que la agricultura y la ganadería son actividades rudas y anticuadas, probablemente no sepas que en una época remota de la historia, la agricultura fue la mayor revolución en la historia del ser humano. En este artículo, te explicaremos cómo se produjo esta revolución y conocerás qué fue el Neolítico.

Índice de contenidos

¿Qué es el Neolítico?

Podemos definir el Neolítico como un periodo en la prehistoria de la humanidad en el que se produjeron importantes cambios con respecto al periodo anterior, el Paleolítico. En el Neolítico se produjeron dos de los inventos más revolucionarios de la historia del hombre: la agricultura y la ganadería, lo que transformó el modo de vida de las personas de la época para siempre.

¿Cuáles son los orígenes del Neolítico?

La agricultura y la ganadería no surgieron en todas las partes del mundo por igual. En Oriente Medio, en una zona llamada el "Creciente Fértil", que abarca la zona de Oriente Medio y Egipto, es donde se produce la cuna de la revolución neolítica.

Los primeros indicios de la aparición de la agricultura y la ganadería datan del 10.000 a.C. Los grupos humanos nómadas que iban y venían de esta zona empezaron a quedarse con más asiduidad en este lugar debido a su gran riqueza, lo que facilitó la observación del crecimiento de las plantas silvestres así como también del comportamiento de los animales. El Neolítico: La Revolución que Transformó la Humanidad Con ello, se dieron los primeros pasos lentos pero seguros en la aparición de la agricultura y la ganadería.

¿Cómo era la sociedad del Neolítico?

Los clanes del Neolítico eran muy numerosos y con el tiempo aparecerían las primeras desigualdades sociales basadas en la riqueza. Algunos jefes serían más poderosos que otros y algunas personas estarían a su merced. El sedentarismo ya era una realidad en el Neolítico; las personas vivían en cabañas sólidas construidas unas junto a otras formando con ello los primeros poblados. En algunas ocasiones estos primeros poblados irán creciendo hasta convertirse en ciudades.

¿Cómo era la economía en el Neolítico?

Aunque la agricultura y la ganadería fueron inventos importantes, al comienzo del Neolítico no eran la actividad económica fundamental, sino un pequeño complemento a la caza y la recolección. La necesidad de nuevos alimentos y las posibilidades que brindaba a los seres humanos la agricultura y la ganadería hicieron que finalmente, la economía depredadora cada vez fuese quedando atrás y se desarrollase este nuevo tipo de economía, la llamada economía productiva.

Se produjeron los primeros productos agrícolas que se cultivaron en el Creciente Fértil, fundamentalmente el trigo, el centeno y la cebada. En cuanto a la ganadería, se destacan animales como la oveja o el cerdo, así como también la aparición del perro. Aparecieron los primeros intercambios comerciales y el trueque se convirtió en la primera actividad económica del ser humano. El Neolítico: La Revolución que Transformó la Humanidad También se desarrollaron otros inventos, como la cerámica, que permitió el almacenamiento de los productos agrícolas.

¿Cómo evolucionó el arte en el Neolítico?

En el Neolítico se dejó atrás el arte rupestre y se produjo un nuevo tipo de arte mucho más espectacular. Junto a los avances económicos, surgieron los avances artísticos. Las personas ya no vivían en cuevas, sino en cabañas sólidas, y esto permitió el desarrollo de la cerámica. Los poblados y las ciudades crecieron, permitiendo el intercambio de ideas y el surgimiento de nuevas formas artísticas.

la revolución neolítica fue un hito importante en la historia del ser humano y sentó las bases para la vida en sociedad, la economía y el arte tal como lo conocemos hoy en día.

En el arte mobiliar del neolítico, surgió una nueva forma de arte que también empleaba piedras llamada megalitismo. Este tipo de arte consistía en la construcción de grandes estructuras utilizando enormes bloques de piedra, las cuales aparecieron aproximadamente en el quinto milenio antes de Cristo. La construcción de estos megalitos requería un gran esfuerzo y coordinación de toda la comunidad, lo que sugiere que las comunidades líderes eran muy grandes y organizadas y tenían una gran habilidad a nivel técnico. El Neolítico: La Revolución que Transformó la Humanidad

Tipos de megalitos

Se identifican tres tipos principales de megalitos. El primero, el menhir, es el tipo más básico y consta únicamente de un gran monolito de piedra clavado en vertical. En segundo lugar, el cromlech, que es un montón de piedras colocadas en forma de círculo. Por último, el dolmen, que es la construcción megalítica más sofisticada de las tres, se compone de una cámara con piedras verticales y horizontales, muchas veces con enterramientos.

Motivaciones detrás del megalitismo

La razón exacta de construir estos megalitos no se puede sabe con certeza en la actualidad, pero se cree que estaban relacionados con motivos religiosos, como en el arte del Paleolítico. Como resultado, el megalitismo se considera una forma de comunicación visual dedicada a los dioses.

La aparición del megalitismo en la Edad del Neolítico representó un gran avance técnico y organizativo para las comunidades de la época. La construcción de estos megalitos requería una gran coordinación entre las personas y una habilidad técnica avanzada. Sin embargo, hoy en día aún se desconoce la razón exacta detrás de su construcción.

5/5


Si quieres conocer otros artículos parecidos a El Neolítico: La Revolución que Transformó la Humanidad puedes visitar la categoría Historia Mundial.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *