El Sexenio Democrático (1868-1874): Un recorrido por la historia de España

Seguramente les gusten mucho las historias de terror, ¿verdad? Pues bien, en esta parte de la historia de España que estudiaremos ahora, hay uno de los mayores misterios de nuestro país relacionado con el sexenio democrático. Este período de seis años separa la abdicación de Isabel II de la restauración de la monarquía borbónica con la figura de Alfonso XII. En ese momento, la figura del general Prim, líder de los progresistas que encabezaron la Revolución Gloriosa de 1868, cobrará especial relevancia. Sin embargo, esto le valió a Prim numerosos enemigos y, finalmente, fue asesinado por un grupo de asaltantes en 1870. Este misterioso asesinato nunca se resolvió y el cuerpo de Prim fue preservado en caso de que en el futuro se pudiera descubrir al culpable.

Índice de contenidos

El Sexenio Democrático

En esta etapa de la historia de España, se produjeron numerosos problemas económicos y sociales, debido en parte a la guerra de Cuba, la tercera guerra carlista y la sublevación cantonal. Pero vayamos por partes. Comenzamos con la Revolución Gloriosa encabezada por el general Prim y que tuvo lugar en 1868. El objetivo de este movimiento era acabar con la monarquía borbónica, responsabilizando a los reyes de los numerosos problemas que se habían producido en España durante el siglo XIX.

El 18 de septiembre de 1868 se produjo un pronunciamiento militar en Cádiz liderado por el almirante Topete y los generales Serrano y Prim. Este levantamiento se extendió rápidamente por toda Andalucía y la costa mediterránea, generando juntas revolucionarias acompañadas de manifestaciones populares. El Sexenio Democrático (1868-1874): Un recorrido por la historia de España Los sublevados presentaron un programa con objetivos como la implantación del sufragio universal, la libertad de prensa, el derecho de asociación, la libertad de comercio o la abolición de los impuestos al consumo y las quintas de reclutamiento. El ejército borbónico respondió y se enfrentó a los sublevados en la Batalla de Alcolea el 28 de septiembre de 1868, provocando la destronación de la reina y generando un vacío de poder que debía ser llenado.

La ausencia de poder no se solucionó de inmediato, ya que surgieron dos poderes paralelos: por un lado, quienes dirigieron la sublevación de Cádiz, formada por miembros del Partido Progresista y de la Unión Liberal; y por otro lado, las juntas revolucionarias formadas tras el pronunciamiento de Cádiz, entre las que destacamos a los miembros de ideas democráticas e incluso republicanas. El gobierno provisional intentó formarse, dirigido en primer lugar por Prim y Serrano y contando con la participación de civiles, pero debería llegar a algún acuerdo con las juntas para evitar esa dualidad que se había generado. El gobierno provisional llegó a un acuerdo con las juntas revolucionarias a cambio de que en el gobierno se aceptase sus propuestas democráticas.

La Constitución de 1869

Se convocaron unas cortes constituyentes para discernir si el sistema político de España debía continuar siendo una monarquía o cambiarlo por una república. Estas elecciones celebradas en junio de 1869 dieron como resultado el apoyo a la coalición antíborbónica formada por la Unión Liberal, Progresistas y Demócratas, a los cuales se opusieron los republicanos a través de su nuevo partido creado, el Partido Republicano Federal. Las cortes eligieron a Prim como jefe del nuevo gobierno y a Serrano como regente a la espera de la elección de un nuevo monarca.

Las primeras medidas tomadas por este gobierno fueron el decreto de expulsión de los jesuitas, la extinción de los conventos y la libertad de culto, así como también medidas económicas y financieras. En octubre de 1870, las cortes eligieron a Amadeo I como monarca y a partir de entonces comenzará una serie de problemas para la nueva monarquía. El Sexenio Democrático (1868-1874): Un recorrido por la historia de España

El Asesinato de Prim

El apoyo más importante que Amadeo I tenía, el general Prim, fue asesinado en diciembre de 1870, sin que se sepa quién fue el culpable. Esto provocó que el nuevo rey perdiera el apoyo más importante que tenía y, a partir de aquí, los problemas de la nueva monarquía se multiplicaron.

La aristocracia rechazó al rey por advenedizo. La Iglesia deseó su marcha ya que tenía ideas anticlericales. El pueblo tampoco lo quiso del todo por ser extranjero. La reinicio de la desamortización y el intento de terminar con los mecanismos esclavistas en Cuba provocó también el rechazo de la nobleza rentista y de la burguesía comercial respectivamente.

La Constitución de 1869 se caracterizó por ser la primera de carácter democrático de la historia de España. Sus características incluían una monarquía constitucional bajo la idea de soberanía nacional, contando con un sufragio universal masculino a partir de los 25 años y unas cortes bicamerales en las que se encontraban el congreso y el senado. Además, tenía una amplia declaración de derechos y se implementó la separación de poderes independizando y democratizando a la justicia.

En definitiva, el Sexenio Democrático fueLa Primera República Española nació en 1873 tras la abdicación de Amadeo I en un momento de inestabilidad política y social. El Sexenio Democrático (1868-1874): Un recorrido por la historia de España El gobierno republicano federal, liderado por Estanislao Figueras, tuvo que lidiar con oposiciones de monárquicos, republicanos unitarios y campesinos que buscaban el reparto de tierras. La redacción de la Constitución de 1873 plasmó el ideario del republicanismo federal con un sistema bicameral y la creación de 17 estados, incluyendo Cuba y Puerto Rico, con poder para elaborar una constitución propia dentro de la Constitución principal. La primera república española fue breve y convulsa, con diversos problemas políticos, sociales y militares, incluyendo el movimiento cantonal, un movimiento insurgente que buscaba la realización de la república federal desde abajo con la creación de poderes locales autónomos. El gobierno republicano de Salmerón sufrió la sublevación en Cartagena, que fue reprimida con apoyo de generales monárquicos. En 1874, tras el golpe de estado de Pavía, se inició la República del 74, un gobierno provisional presidencialista y autoritario que abrió el debate sobre el sistema político que debía regir España en el futuro. El político Cánovas del Castillo defendió la causa alfonsina, es decir, la restauración de los Borbones con el hijo de Isabel II, Alfonso. Martínez Campos se adelantó a la firma del manifiesto de Sandhurst y ejecutó un pronunciamiento militar en favor del rey Alfonso en la ciudad de Sagunto en 1874, proclamando a Alfonso XII como rey y dando lugar a la Restauración en España. En 2012 se analizó la momia del general Prim, hallando indicios de que fue estrangulado después de recibir las heridas de bala. Aunque aún se desconoce quién fue el asesino. ¡No te pierdas el próximo vídeo para seguir repasando la historia de España!

4/5


Si quieres conocer otros artículos parecidos a El Sexenio Democrático (1868-1874): Un recorrido por la historia de España puedes visitar la categoría Historia de Europa.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *