La Edad Moderna en España: Reyes Católicos y Austrias, un recorrido histórico imprescindible

Hay quienes consideran que ya podemos hablar de España a partir del matrimonio más famoso de nuestra historia, y no me refiero al matrimonio de Lolita Flores y Guillermo Furiase (eso sí que es un golpe bajo, me he sentido viejo de repente), sino al matrimonio que se celebró el 19 de octubre de 1469 en Valladolid entre los príncipes Isabel de Castilla y Fernando de Aragón. La boda, que quedó muy bonita en la serie Isabel, tuvo algunos problemas en la realidad debido a la consanguineidad de los cónyuges.

Según la iglesia de la época, este matrimonio no podía realizarse, ya que ambos eran bisnietos de Juan I de Castilla y León, o de Aragón, lo que los convertía en primos segundos. Para autorizar el matrimonio, habría sido necesaria una bula papal que el Papa se negó a otorgar. Sin embargo, se falsificó la bula y el matrimonio se llevó a cabo.

Índice de contenidos

La importancia de los Reyes Católicos

A pesar de los problemas iniciales, este matrimonio entre los príncipes Isabel y Fernando supuso una importante unión dinástica entre las coronas de Castilla y Aragón, sentando las bases de una de las monarquías más relevantes de Europa durante los próximos siglos. Durante su reinado, los Reyes Católicos y la dinastía de los Austrias llevaron a cabo una serie de acciones y logros que marcaron la historia de España.

Conquista de Granada

Uno de los sucesos más destacados del reinado de los Reyes Católicos fue la conquista de Granada. A finales del siglo XV, el Reino nazarí de Granada, el último dominio musulmán en la península, era vasallo de Castilla y pagaba tributos. Pero en 1482 los Reyes Católicos iniciaron su conquista, considerada como una cruzada. En 1492 se firmaron las capitulaciones de Granada, que supusieron la rendición de Boabdil, el último rey musulmán de Al-Andalus. Ese mismo año también se produjo la expulsión de los judíos y la conversión forzosa de los musulmanes en Castilla.

Política expansiva y matrimonios estratégicos

Además de la conquista de Granada, los Reyes Católicos llevaron a cabo una política expansiva por diversas regiones. Destacan la conquista de las Islas Canarias en el Atlántico y las acciones en el Mediterráneo, como la derrota de Carlos VIII de Francia en Italia mediante una alianza con Fernando de Aragón y otros territorios.

Asimismo, los Reyes Católicos realizaron una intensa política matrimonial para mejorar su influencia en Europa, casando a sus hijas con herederos o personajes de gran posición. Estos matrimonios estratégicos fueron clave para asentar las bases del estado moderno. La Edad Moderna en España: Reyes Católicos y Austrias, un recorrido histórico imprescindible

Instituciones fundadas y descubrimiento de América

Además de sus acciones militares y políticas, los Reyes Católicos fundaron instituciones que sentaron las bases del estado moderno. Algunas de estas instituciones fueron la Santa Hermandad, de carácter policial, y el Tribunal de la Inquisición, encargado de la unificación religiosa. También se crearon el Consejo de Aragón y las Chancillerías, máximos órganos judiciales de la época. Y no podemos olvidar la Contaduría Real de Hacienda, que contaba con un ejército profesional y órdenes militares.

Por último, los Reyes Católicos fueron los impulsadores del descubrimiento de América, gracias al proyecto propuesto por Cristóbal Colón. Aunque en un principio fue rechazado, finalmente fue aceptado mediante las Capitulaciones de Santa Fe en 1492. Las naves Santa María, La Niña y La Pinta llegaron a América el 12 de octubre de ese mismo año, marcando un hito en la historia.

La sucesión de Carlos V

Tras la muerte de los Reyes Católicos, su nieto Carlos de la Casa de Austria se convirtió en Carlos I, heredando los reinos de Castilla, Aragón y sus dominios europeos y americanos. Además, al ser elegido como emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, tuvo unas posesiones considerables.

El reinado de Carlos I no estuvo exento de dificultades. Tuvo que lidiar con conflictos internos, como la Revuelta de los Comuneros en Castilla y la Revuelta de las Germanías en Aragón. Además, enfrentó conflictos europeos, como la guerra con Francia y la expansión otomana en el Mediterráneo.

Tras tantos conflictos, Carlos I decidió retirarse al monasterio de Yuste

En este artículo hablaremos de la situación política de la Monarquía Hispánica durante los siglos XVI y XVII, centrándonos en sus conflictos internos, guerras y cambios dinásticos. Repasaremos los eventos más relevantes de este período y analizaremos su impacto en la sociedad, economía y cultura de la época.

La lucha contra el Imperio Otomano y la revuelta de los Países Bajos

La Monarquía Hispánica enfrentó al gran enemigo turco, el Imperio Otomano, logrando importantes victorias como la Batalla de Lepanto en el Mediterráneo. La Edad Moderna en España: Reyes Católicos y Austrias, un recorrido histórico imprescindible Esto detuvo el avance turco y garantizó el comercio de los reinos en esta zona tan importante. Sin embargo, en los Países Bajos, se produjo una revuelta contra el poder real de Felipe II. Además, se persiguió el calvinismo, una corriente protestante que surgió en ese contexto. Inglaterra no solo apoyaba a los rebeldes, sino que también incitaba a la piratería contra los barcos que venían de América. Para hacer frente a esta amenaza, Felipe II creó la Armada Invencible, pero terminó en una derrota total para España.

La crisis en Portugal y la muerte de Felipe II

En Portugal, la muerte del rey Sebastián en 1578 llevó a Felipe II a reclamar sus derechos dinásticos, basados en los Reyes Católicos. Fue proclamado rey en las Cortes de Tomar en 1581 y pasó a ser rey de Castilla, Aragón y Portugal. Felipe II murió en 1598, poniendo fin a la época de los Austrias Mayores, considerada como el periodo de mayor poder de la Monarquía Hispánica.

La era de los Austrias Menores y los validos

Tras Felipe II, le sucedió Felipe III, dando inicio a la época de los Austrias Menores. Durante su reinado, se dio poder a su valido, el Duque de Lerma, y luego al Duque de Uceda. Un valido era una persona de confianza del rey que tenía un poder casi total en el reino, especialmente en política interna. Durante este periodo se logró la expulsión de los moriscos de la península, debilitando la monarquía y empobreciendo a Castilla y Aragón. Sin embargo, no hubo grandes conflictos con otros reinos, lo que se conoce como la "paz de los Austrias Menores".

La Guerra de los Treinta Años y la crisis de 1640

En el reinado de Felipe IV, que comenzó en 1621, se nombró como valido al Conde-Duque de Olivares. Durante su gobierno, se produjo la Guerra de los Treinta Años entre católicos y protestantes, que finalizó con la Paz de Westfalia y la Paz de los Pirineos. La Edad Moderna en España: Reyes Católicos y Austrias, un recorrido histórico imprescindible Estos eventos marcaron el declive del Imperio Español en Europa. Además, en 1640, se dio la crisis en Cataluña debido a las medidas tomadas por el Conde-Duque de Olivares, que llevó a la sublevación del Corpus de Sangre y a la intervención de Juan José de Austria. En Portugal, se proclamó la independencia y se nombró a un nuevo rey, el Duque de Braganza.

El fin de la dinastía de los Habsburgo y la crisis económica

La última Austria que gobernó en la Península Ibérica fue Carlos II, hijo de Felipe IV. Debido a su salud débil, Mariana de Austria asumió la regencia y utilizó validos para gobernar hasta que Carlos II alcanzó la mayoría de edad en 1675. La debilidad de la monarquía española fue aprovechada por Francia para expandir su territorio. La muerte de Carlos II sin descendencia llevó a una guerra de sucesión, que veremos en otro artículo.

Situación social, económica y cultural

En cuanto a la sociedad, la Monarquía Hispánica seguía siendo estamental, con una importante desigualdad jurídica. Los privilegiados, como la nobleza y el clero, estaban exentos de pagar impuestos y ocupaban cargos públicos. En el otro extremo, la mayoría de la población tenía que pagar impuestos y trabajar para sobrevivir.

En el aspecto económico, España dependía en gran medida de los metales americanos, como el oro y la plata. Sin embargo, las malas cosechas, las guerras y la expulsión de los moriscos llevaron a una importante crisis económica. A finales del siglo XVII, se empezaron a ver señales de recuperación gracias a la introducción de nuevos cultivos y la adopción de medidas proteccionistas.

En cuanto a la cultura, este periodo estuvo marcado por la riqueza artística y literaria, con figuras destacadas como Cervantes, Lope de Vega y Velázquez. Sin embargo, la crisis económica y los conflictos políticos tuvieron un impacto en el desarrollo y la difusión de la cultura en la Monarquía Hispánica.

5/5


Si quieres conocer otros artículos parecidos a La Edad Moderna en España: Reyes Católicos y Austrias, un recorrido histórico imprescindible puedes visitar la categoría Historia de Europa.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *