La épica Guerra Anglo-Española (1585-1604) desvelada en 13 minutos: Un relato histórico impactante

Hola a todos, soy Peter y quiero agradecerle a Academia Play por darme la oportunidad de hablar sobre un fragmento interesante de la historia de España en su sitio web. El tema del que hablaré hoy es uno de mis favoritos, la Guerra Anglo-Española, un conflicto que duró casi dos décadas y enfrentó a la España de Felipe II con la Inglaterra de Isabel I. A continuación, explicaré las causas que llevaron a esta guerra.

Índice de contenidos

Las causas de la Guerra Anglo-Española

El estallido de la rivalidad comercial en las Indias Occidentales, es decir en América, donde España tenía el monopolio en los intercambios, fue una de las causas de la guerra.

Las continuas intromisiones y agresiones con el permiso real de los corsarios británicos a los barcos españoles en las rutas del Atlántico a través de las famosas patentes de corso que Drake y Hopkins utilizaron también generaron motivos de enemistad.

La ayuda de la flota inglesa a los rebeldes independentistas y la intromisión inglesa en la Guerra de Flandes, con el objetivo de desestabilizar este territorio que, por aquel entonces, seguía perteneciendo a la Corona Hispánica, fue otro motivo político importante.

A nivel religioso, la persecución al culto católico en tierras inglesas, ahora anglicanas, fue el motivo por el que Isabel fue excomulgada por el Papa Pío V en 1570. En sintonía con el papado, Felipe II firmó en 1584, el Tratado de Jamie, comprometiéndose a luchar en cualquier lugar del planeta para defender el culto católico y acabar con la disidencia protestante.

La expedición de Drake a las Indias Occidentales

La expedición de Drake a las Indias Occidentales en 1585 detonó la guerra abierta entre ambos países. La épica Guerra Anglo-Española (1585-1604) desvelada en 13 minutos: Un relato histórico impactante Este ataque no fue un simple acto de pillaje, sino toda una escuadra naval que saqueó las costas españolas. Su objetivo fue Santa Cruz de la Palma, pero debido a las malas condiciones climáticas, solo consiguió saquear algunos barcos en tierras gallegas y tomar Ribeira Grande, en Cabo Verde.

Drake adquirió la imagen de héroe nacional e invencible y las agresiones por su parte encendieron la mecha que llevó a la creación de una gran flota española, conocida como la Armada Invencible, con la misión de invadir Inglaterra y expulsar a Isabel del trono en 1587.

La Armada Invencible y la Contraarmada

Tras dos años de escaramuzas y roces continuos entre ambos países, se ejecutó a María Estuardo, reina de Escocia, lo que reactivó el interés de Felipe II de reclamar sus derechos dinásticos en Inglaterra. Esto conllevó el permiso del papado para invadir la isla, restaurar el catolicismo y deponer por la fuerza a Isabel.

La Gran y Felicísima Armada, como se conoció a la flota española, partió en 1588 desde Lisboa, pero sus enfrentamientos con la flota inglesa liderada por Charles Howard frustraron esa pretensión española.

Posteriormente, en 1589, tras el fracaso de la primera empresa, los ingleses decidieron atacar las costas peninsulares en la llamada Contra Armada. Francis Drake lideró este ataque hacia La Coruña, donde fue derrotado gracias a la heroica defensa de la ciudad. La épica Guerra Anglo-Española (1585-1604) desvelada en 13 minutos: Un relato histórico impactante Los británicos también intentaron atacar Lisboa, pero tampoco tuvieron éxito en su empresa. A pesar de estos dos acontecimientos, la guerra se prolongó durante casi dos décadas.

Y así termina el fragmento de la Guerra Anglo-Española, un conflicto que se desarrolló en varios frentes políticos, económicos y religiosos a lo largo de más de dos décadas.

La Guerra anglo-española tuvo lugar en el siglo XVI y se caracterizó por una serie de enfrentamientos bélicos entre Inglaterra y España en Europa, América y Asia. Durante la mayor parte del conflicto, España mantuvo la hegemonía comercial en ultramar gracias a un sistema de defensa y escolta de convoyes comerciales que disuadió y dispersó a corsarios y bucaneros.

Ataques de Hawkins y Drake

En los últimos meses de 1595 y primeros de 1596, John Hawkins y Francis Drake tuvieron la intención de atacar y saquear Puerto Rico y Panamá. Las fuerzas españolas, sin embargo, estuvieron preparadas para defenderse, lo que resultó en la muerte de ambos corsarios en batallas posteriores.

Fin del conflicto

La muerte de Isabel I en marzo de 1603 allanó el camino hacia la paz. La épica Guerra Anglo-Española (1585-1604) desvelada en 13 minutos: Un relato histórico impactante Jacobo I, su sucesor en el trono ingles, compartió el mismo deseo de terminar la guerra. Las negociaciones de paz que pusieron fin a la guerra no española tuvieron lugar en la capital inglesa Londres, en Somerset House.

Allí se firmó el 28 de agosto de 1604 el famoso tratado de Londres, que fue más beneficioso para España que para Inglaterra. A partir de entonces, Felipe III emprendió una política de pacificación en todos los territorios de la Corona Hispánica, bautizada por el historiador inglés John Elliot como Pax Hispanica.

La Guerra anglo-española tuvo un gran impacto en la historia de ambos países, y la firma del tratado de Londres puso fin a un conflicto que había durado varias décadas. La Pax Hispanica que siguió a la guerra representó un intento por parte de España de consolidar su poder en el ámbito internacional y establecer un clima de paz y estabilidad en sus territorios.

4.4/5


Si quieres conocer otros artículos parecidos a La épica Guerra Anglo-Española (1585-1604) desvelada en 13 minutos: Un relato histórico impactante puedes visitar la categoría Historia Militar.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *