La Segunda República Española (1931-1936): Un recorrido por la historia de España

En la historia de nuestro país, hay ciertas etapas que aunque han pasado mucho tiempo, aún las tenemos muy presentes. Es lo que los historiadores denominamos como "pasado no ausente", es decir, aquel pasado que todavía sigue entre nosotros y que condiciona nuestro presente.

Un ejemplo claro de esto es la breve historia de la Segunda República Española, que duró apenas cinco años, pero que sigue siendo muy importante y presente en nuestro día a día. Posiblemente no hay una etapa de la historia que se hable y debata tanto como esta. Prácticamente cada mes, se leen alusiones a la Segunda República en la prensa, en la televisión, e incluso en el parlamento de España.

Índice de contenidos

La proclamación de la Segunda República Española

La proclamación de la Segunda República Española se llevó a cabo el 14 de abril de 1931, hace ahora 90 años. Este ambicioso proyecto buscaba la modernización de nuestro estado y sociedad, la consolidación de la paz, la derrota de la dictadura y, ante todo, anteponer el valor de la democracia.

Para una parte de los españoles, la Segunda República fue un intento de transformar y hacer progresar al país, alejado de la modernidad europea. Sin embargo, para otros, fue un periodo que abrió heridas y terribles enfrentamientos que todavía hoy sufrimos.

La Segunda República Española: un tema interesante

Soy el profesor José Antonio Lucero, y en este artículo vamos a estudiar la Segunda República Española, un tema muy interesante que te ayudará a comprender mejor nuestra historia.

El gobierno del almirante Aznar y las elecciones municipales

La dimisión de Berenguer el 14 de febrero de 1931 dio comienzo al gobierno del almirante Aznar, dentro del reinado de Alfonso XIII. La Segunda República Española (1931-1936): Un recorrido por la historia de España Este convocó elecciones municipales el 12 de abril de 1931, las cuales en principio no revestían de la importancia que tendrán luego. Sin embargo, algunas formaciones políticas las plantearon como un plebiscito sobre la supervivencia o no de la monarquía. Tras la victoria de partidos republicanos en las principales ciudades del país, Alfonso XIII decidió abdicar momentáneamente del trono español y huir de España.

Así fue como, ante el vacío de poder creado, se proclamó mediante aquellos líderes que firmaron el Pacto de San Sebastián, la Segunda República Española el 14 de abril de 1931. Ese mismo día se formó un gobierno provisional presidido por Alcalá Zamora, y formado por los republicanos de izquierdas, republicanos de derechas, socialistas y nacionalistas. Su primer objetivo fue convocar unas elecciones a Cortes Constituyentes.

La Constitución de 1931

Las Cortes Constituyentes tenían como objetivo elaborar una constitución, que se caracterizó por presentar una soberanía popular, la declaración del estado como una república democrática de trabajadores de toda clase, el sufragio universal (primero masculino y luego también femenino), una extensa declaración de derechos y libertades, el establecimiento de unas Cortes unicamerales (existiendo únicamente la del Congreso), el derecho de las regiones a establecer estatutos de autonomía y la proclamación de España como un estado laico.

Tras las primeras elecciones, dio comienzo el llamado Bienio Reformista (1931-1933), una coalición de republicanos y socialistas. El gobierno quedó presidido por Manuel Azaña, de Izquierda Republicana, y con Alcalá Zamora como jefe de estado en la figura del presidente de la república.

El bienio reformista

En este periodo se tomaron varias y muy importantes medidas, como la reforma del ejército, la reforma agraria, la cuestión religiosa, la mejora de la educación y el terreno laboral.

La reforma del ejército se realizó para adecuar la cantidad de efectivos militares a las necesidades reales del país, así como para implantar la ley del retiro de la oficialidad. La Segunda República Española (1931-1936): Un recorrido por la historia de España También se suprimió el Consejo de Justicia Militar, con el objetivo de que el ejército quedase bajo el poder del gobierno. Asimismo, la enseñanza militar fue vinculada a la universidad y se cerró la Academia Militar de Zaragoza.

La reforma agraria fue una de las más importantes y ambiciosas llevadas a cabo por este primer gobierno de la república. En ella se establecieron hasta 13 categorías de expropiación con indemnización, y las tierras pertenecientes a la nobleza serían expropiadas sin indemnización alguna. La complejidad de esta reforma hizo que fuese muy difícil llevarla a la práctica, lo que produjo una gran frustración en gran parte del campesinado, empujándolo a la radicalización o a la rebelión.

Con respecto a la cuestión religiosa, el gobierno de Azaña pretendía reducir la influencia de la Iglesia católica en la sociedad española, para lo cual se tomaron medidas como la prohibición de la enseñanza por parte de órdenes religiosas en las escuelas, la dependencia de los cementerios a los ayuntamientos y la eliminación del presupuesto que se concedía a la iglesia.

En el año 1933, se obligó a todas las instituciones religiosas a figurar en un registro, limitándoles la posesión de bienes y contemplando una posible disolución de aquellas que pudiesen suponer un peligro para elLa Segunda República Española fue un período de cambios sociales y políticos en España.

En aquel entonces, el gobierno de Manuel Azaña promovió diversas reformas que desataron el miedo de los sectores monárquicos y conservadores, quienes trataron de oponerse mediante un golpe de estado liderado por el general Sanjurjo en 1932. A pesar de ello, no lograron tener un apoyo significativo y acabaron fracasando.

La Segunda República Española (1931-1936): Un recorrido por la historia de España

Sin embargo, la caída del gobierno de Azaña no fue provocada por los militares, sino por los sucesos ocurridos en 1933 en Casas Viejas, Cádiz, donde los sindicatos CNT y FAI promovieron actos encaminados a lograr el comunismo libertario en el campo.

Estos sucesos desencadenaron el Bienio Radical-Cedista (1933-1935), en el que la derecha se organizó en dos partidos políticos: la CEDA liderada por Gil-Robles y la Renovación Española de José Calvo Sotelo.

En las elecciones realizadas en noviembre de 1933, votaron por primera vez las mujeres gracias a la labor de la republicana Clara Campoamor, a pesar de la oposición de sectores de la izquierda. Aunque la derecha perdió las elecciones, presionó al presidente del gobierno, Alejandro Lerroux, para incluir a más ministros de su partido dentro del gobierno.

Esto provocó la radicalización de buena parte de la izquierda, que se unió en una huelga general revolucionaria en octubre de 1934. Esta huelga fue respondida con el envío de la legión dirigida por el general Francisco Franco, que sofocó la rebelión.

Tras el Bienio Radical-Cedista, el nuevo gobierno del Frente Popular surgió muy debilitado debido a la gran fragmentación política en el país y el ambiente social de enorme tensión. El nuevo gobierno trató de adoptar medidas para restablecer la estabilidad, como la amnistía para los encarcelados en la revolución de octubre de 1934, el restablecimiento del estatuto de Cataluña y la reanudación de la reforma agraria.

Sin embargo, la conspiración militar liderada por la derecha española y apoyada internacionalmente por potencias fascistas como Italia y Alemania, estalló tras la victoria del Frente Popular en las elecciones de febrero de 1936.

El golpe de estado iniciado por el ejército de Marruecos derivó en el comienzo de la Guerra Civil Española el 18 de julio de 1936, ante el fracaso de la intentona militar. la Segunda República Española fue un período de cambios y tensiones políticas que culminó en la Guerra Civil Española. La historia de España sigue generando interés y es importante mantenerla siempre presente.

¿Qué te ha parecido este breve repaso? Comenta, dale like y suscríbete para no perderte ninguno de nuestros próximos artículos. ¡Hasta el próximo!

4.4/5


Si quieres conocer otros artículos parecidos a La Segunda República Española (1931-1936): Un recorrido por la historia de España puedes visitar la categoría Historia de Europa.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *