La tragedia silenciada por el franquismo: La catástrofe de Ribadelago de 1959

En la madrugada del 8 al 9 de enero de 1959, en pleno invierno castellano, ocurrió una tragedia en un pequeño pueblo zamorano de la comarca de Sanabria, conocida como la catástrofe de Ribadelago. Esta historia, poco conocida, se ha convertido en un episodio histórico impactante y desgarrador.

El embalse de Vega de Tera, ubicado en la comarca de Sanabria, provincia de Zamora, formaba parte de un sistema de lagos y canales llamado "Salto de Moncabril". La madrugada del 8 al 9 de enero de 1959, más de 150 metros del muro de contención de la presa colapsaron, liberando casi 8 millones de metros cúbicos de agua. El pueblo de Ribadelago, situado a 8 kilómetros río abajo, fue rápidamente alcanzado por el torrente de agua. La tragedia silenciada por el franquismo: La catástrofe de Ribadelago de 1959 En cuestión de minutos, 12 familias enteras desaparecieron y 144 personas perdieron la vida.

La ubicación del pueblo y las precarias infraestructuras de la época dificultaron las primeras labores de rescate y asistencia médica. Apenas se pudieron recuperar 28 cuerpos de los desaparecidos, mientras que el resto permanecieron bajo las aguas del cercano lago de Sanabria.

Índice de contenidos

Las causas de la catástrofe

Según testimonios de trabajadores del embalse, la construcción de la presa presentaba numerosos fallos desde el principio. Las capas de hormigón no estaban bien unidas y se realizaron numerosas irregularidades durante la construcción. La tragedia silenciada por el franquismo: La catástrofe de Ribadelago de 1959 Además, se señala una cimentación superficial de los contrafuertes y el uso de materiales de baja calidad.

Las consecuencias de la catástrofe fueron la reconstrucción del lugar, la depuración de responsabilidades y las indemnizaciones a las familias afectadas. Sin embargo, el régimen franquista minimizó la noticia y no se depuraron responsabilidades políticas. Solo cinco personas fueron condenadas por imprudencia temeraria, aunque finalmente fueron indultadas. La tragedia silenciada por el franquismo: La catástrofe de Ribadelago de 1959

El homenaje a las víctimas

En el marco del "Plan Badajoz", se destinó dinero para la reconstrucción de un nuevo pueblo a un kilómetro al sureste, llamado Ribadelago de Franco en honor al dictador. El antiguo pueblo también fue reconstruido y actualmente se encuentra en él un emotivo monumento que honra la memoria de los fallecidos.

Esta tragedia, apenas conocida, merece ser rescatada de la oscuridad en la que muchas veces se esconden este tipo de sucesos. A casi 60 años de la catástrofe, es importante recordar y difundir esta historia para rendir homenaje a las víctimas y evitar que se repitan tragedias similares.

4.5/5


Si quieres conocer otros artículos parecidos a La tragedia silenciada por el franquismo: La catástrofe de Ribadelago de 1959 puedes visitar la categoría Historia Mundial.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *